Tu primer día como Product Manager

Hace unos días estuve con David Roch, Head of product en MarketGoo, en una charla informal sobre product management. Una de los temas que estuvimos compartiendo fue qué considerabamos importante hacer al empezar a trabajar en un sitio nuevo. Se trata de una pregunta que me han hecho en muchas entrevistas, independientemente del puesto para el que aplicase, y me parece que es suficientemente interesante para escribir un artículo sobre ello.

Según David, tres de los pilares más importantes para trabajar en un primer día serían el equipo, la metodología, y los datos. Además de esto, en otros momentos de la conversación estuvimos hablando sobre la importancia de obtener feedback, para lo que deberías conocer bien a tus clientes. Desde mi punto de vista, creo que esto también puede hacerse (al menos un poco) en el primer día o la primera semana de trabajo. También creo que es esencial conocer y utilizar el producto lo antes posible, de hecho, incluso antes de acudir a la entrevista. A continuación explico en detalle a qué me refiero con cada uno de estos aspectos:

Conocer al equipo

Conocer al equipo es esencial para el desarrollo de un producto. Por un lado es importante saber con qué perfiles cuentas para sacar adelante tu producto y por otro lado, tener un acercamiento más personal puede ayudarte a manejar distintas situaciones y sacar lo mejor de cada uno de los integrantes. Cuando conoces a tu equipo puedes saber qué tareas realizará mejor una u otra persona y aprovechar el potencial de todos ellos en cada fase del desarrollo del producto.

Preguntar por la metodología

Es importante conocer los procesos: cómo se trabaja en la compañía y qué tipo de metodología utilizan para sacar adelante el trabajo. Preguntar por la metodología te da una idea de cómo se crean y cómo evolucionan los productos, de la velocidad a la que se sacan releases, de la cantidad de funcionalidades y cómo se priorizan, de la importancia que se le da al avance de un producto o a las correcciones, el feedback y retrospectivas tanto del producto en sí, como de la forma de mejorar el trabajo actual.

Conocer datos

Debes conocer y entender las métricas principales del producto: que se está midiendo y por qué, ¿son buenos esos valores? ¿Pueden mejorarse? Piensa también qué te gustaría medir que actualmente no se está midiendo y sobre todo cómo se están recogiendo los datos. No sería la primera vez que entro a trabajar en una empresa en la que las herramientas de analítica están mal configuradas y los datos no se recogen bien.

Ten claro la estrategia y los objetivos que se van a llevar a cabo y cómo tu producto va a ayudar a conseguirlos.

Estudia a tus clientes

Hablar directamente con los clientes no puede traerte más que cosas buenas, a veces damos por hecho muchas cosas y al hablar con quien realmente disfruta del producto o servicio nos abre los ojos hacia los diferentes problemas que tienen en su día a día con respecto a la utilización del mismo. Qué les gusta, qué aborrecen, qué les gustaría ver y qué no entienden bien cómo funciona. Todo este feedback es valiosísimo. Además de entrevistar a algunos clientes, responder a algunas llamadas de customer support también puede abrirte los ojos sobre ciertos aspectos.

Utiliza el producto

Como responsable de producto, considero esencial probar el producto. Pero no se trata solo de un test, de comprobar que todas las funcionalidades marchan correctamente, se trata de utilizar el producto como si fuéramos un usuario corriente. ¿Qué problemas encontramos? ¿Qué podríamos mejorar? Utilizar tu producto en la misma situación en la que los harían los usuarios te dará mucha más información.

María Leal

Con más de 8 años de experiencia en SEO, he decidido dar un paso en mi carrera hacia el product management. Esta web es el lugar donde compartiré mis experiencias sobre libros, productos y artículos interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest