Qué es el design thinking

Mucho se habla últimamente sobre esto pero, ¿qué es el design thinking? El design thinking no es más que una técnica que intenta replicar el modo de pensar de los diseñadores con el objetivo de alinear las necesidades de las personas con lo que es técnicamente posible realizar y con una estrategia de negocios viable.

Para poder realizarlo, hacen falta grandes dosis de empatía, trabajo en equipo, prototipado y hacerlo todo en un ambiente lúdico con gran contenido visual.

La empatía nos va a permitir entender los problemas, necesidades y deseos de los usuarios. El ambiente lúdico, el disfrutar durante el proceso y el contenido visual fomenta la creatividad. Se realizan prototipos para validar las hipótesis y no asumir que las ideas son correctas desde el minuto uno.

Qué se necesita para hacer design thinking

Un lugar con una mesa grande y paredes sobre las que colocar las creaciones, materiales (post-its, rotuladores, papel, cartulinas, tijeras…), un equipo heterogéneo y una buena actitud (mente abierta, curiosidad y optimismo).

Cómo se hace el design thinking

El design thinking es un proceso que consta de 5 fases o etapas, aunque más que etapas, dado que no es un proceso lineal, yo las consideraría bloques. Puedes realizar el proceso seguiendo los pasos uno por uno, pero debes tener en cuenta que puedes repetir, volver atrás o adelantar según lo necesitos. Dicho esto, los bloques que conforman un proceso de design thinking son:

  • Empatía: queremos encontrar la solución a un problema, luego lo primero, es ponernos en la situación de los usuarios con esos problemas. Debemos entender a los usuarios para proceder a buscar una solución que se ajuste a ellos.
  • Definición: Acotamos la información. Durante la fase de empatía hemos conseguido cantidad de información por lo que ahora es importante definir y acotar para quedarnos con lo importante, con lo que realmente nos va a aportar valor.
  • Ideación: En esta fase debemos dar rienda suelta a la creatividad y la imaginación es el momento de aportar soluciones a los problemas de los usuarios y debemos volcar todo lo que se nos pase por la cabeza, sin criba. No limites la creatividad de los compañeros, las ideas más absurdas pueden acabar dando lugar a soluciones geniales.
  • Prototipado: Echa un vistazo a nuestro artículo sobre las diferencias entre prototipo, POC y MVP. En esta fase debemos hacer realidad la solución a través de prototipos que nos ayuden a ver si las posibles soluciones que hemos ideado son válidas o no.
  • Testeo: probamos los prototipos con los usuarios, tomamos nota de problemas, mejoras y todo lo que pueda ser útil.

Llegado a este punto, es posible que necesites repetir algunos de los bloque para refinar el resultado.

Técnicas de design thinking

Has entendido claramente las fases pero no entiendes como llevarlas a cabo, ¿cierto? Efectivamente, necesitas algo más de información. Para proceder a realizar cada uno de los bloques, puedes ayudarte de técnicas específicas para ello y actualmente hay muchas, enfocadas cada una a un bloque diferente. Por ejemplo, para empatizar podrías hacer un mapa mental o un toolkit, pero para idear puedes hacer un brainstorming o un diagrama de prioridades.

Si quieres conocer las diferentes técnicas de design thinking que existen, te recomiendo echar un vistazo a designthinking.net donde podrás encontrar una gran variedad de técnicas.

María Leal

Con más de 8 años de experiencia en SEO, he decidido dar un paso en mi carrera hacia el product management. Esta web es el lugar donde compartiré mis experiencias sobre libros, productos y artículos interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest